02/02/2017 francesc casadó

Publicado en Naiz. Pese a algunas voces discordantes en el PDeCAT (ex-convergencia) con la viabilidad de una consulta sobre la independencia el Gobierno catalán se ha mostrado seguro y contundente, el reto es convocar un referéndum en 2017 que ahora sí será vinculante. El escenario actual es de abierto enfrentamiento en los distintos niveles de gobierno. Entre el estado central, el autónomo y el Ayuntamiento de Barcelona. En la coalición soberanista de Junts pel Sí el objetivo es claro: “independencia o independencia”, con o sin permiso del Tribunal Constitucional para realizar el plebiscito, aunque la opción preferida del Ejecutivo catalán sigue…