11/10/2012 francesc casadó

El fuego cruzado de morteros en la frontera turca no acaba de dar la razón a quienes especulan con la definitiva internacionalización de la guerra civil en territorio sirio. En junio el enviado de la ONU, Kofi Annan, renunció como mediador en el conflicto entre los rebeldes y el “régimen” de Al-Assad, su renuncia coincidía en el tiempo con la masacre en la ciudad de Houla donde murieron 108 personas, entre ellas 49 niños, la autoría continua sin esclarecerse, Occidente denuncia al ejército regular pero el gobierno sirio y Rusia sostienen que fue obra de bandas armadas islamistas. Asombra, por…