22/10/2017 francesc casadó

Publicado en  Rebelión. Más de medio millón de toneladas de explosivos arrasaron aldeas y ciudades de Corea del Norte en los tres años de conflicto que duró la guerra de Corea (1950) en la que el presidente estadounidense Harry S. Truman intentó infructuosamente su conquista. La devastación y el horror producidos por los bombardeos son, todavía hoy, la principal razón de la animadversión que impera en el país hacia Occidente. En los años 70 Pionyang inició el programa para crear armas nucleares pero el fin de la Guerra Fría supuso su paralización, a cambio EEUU le ofreció ayuda para construir…