11/06/2016 francesc casadó 0Comment

 

Publicado en Rebelión.

Unidos Podemos, la nueva coalición electoral formada por Podemos e Izquierda Unida para los comicios del 26-J ha publicado un documento titulado “Cambiar España: 50 pasos para gobernar juntos”, un programa de mínimos que la plataforma presenta en campaña electoral. En el tintero han quedado cuestiones de la relevancia de la III República, el Plan de Trabajo Garantizado que propuso Alberto Garzón el 20-D, la salida de la OTAN o el destino de las bases militares americanas. Cuestiones que no están fuera de programa en ninguna de las dos formaciones, pero en el caso de Podemos están pendientes del debate interno que defina cual es su posición oficial. El presidente en funciones, Mariano Rajoy, adalid de neoliberales atlantistas y del rancio españolismo del que tanto presume es el enemigo a batir en las elecciones, el voto a Unidos Podemos será imprescindible para derrotarle en las urnas pero hacer un gobierno alternativo al del PP solo será posible incluyendo en los programas propuestas concretas enfrentadas a los poderes fácticos representados y defendidos en las urnas por la derecha nacional, propuestas que representen el deseo expresado durante años en la calle por la población.

Una de las banderas más destacadas del movimiento antiglobalización ha sido el antimilitarismo. En 2003 se produjo la primera protesta a escala mundial y fue convocada contra la invasión norteamericana de Irak, las posteriores intervenciones occidentales en Oriente Medio han aumentado la preocupación de la opinión pública por la guerra. Recientemente ha salido a la luz un cable diplomático USA revelado por los papeles de WikiLeaks (1) que hace referencia  al exgeneral José Julio Rodríguez, candidato de Podemos a ministro de Defensa, en uno de los párrafos del cable se dice: “El es un pro-Estados Unidos, un firme partidario de la actuación conjunta y un pensador estratégico”. Rodríguez fue elevado al generalato en el 2000, posteriormente participó en diversos planes logísticos y de armamento en el marco de la OTAN, en 2007 el viceministro de Defensa estadounidense, el republicano Gordon R. England, le recibe en El Pentágono y al año siguiente es nombrado jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) por la ministra socialista Carmen Chacón, relevando al general Félix Sanz Roldán de su cargo.

La campaña de las elecciones generales del 26-J ha empezado con Venezuela, este es el protagonismo que PP y Ciudadanos han decidido para el país caribeño, erigiéndose desde Madrid en voceros de la oposición reaccionaria encabezada por Henrique Capriles (2) y el encarcelado Leopoldo López. Los medios de comunicación españoles están siendo tan agresivos como lo es habitualmente la prensa derechista latinoamericana, imponiendo coerción política al derecho del pueblo venezolano a tener un presidente elegido democráticamente. El ciudadano Albert Rivera llegó a acusar al expresidente de la Asamblea Nacional y actual diputado chavista, Diosdado Cabello, de ser un “matón político del régimen”, días después se desplazó a Caracas. El ministro de Exteriores Margallo informó que Rivera sería alojado en la Embajada donde recibiría “la máxima protección” durante su estancia, seguramente tuvo ocasión de rememorar la época de las encomiendas de la Corona española en ultramar.

El presidente Nicolás Maduro ha declarado que la agresión internacional contra Venezuela y la violencia generalizada en el interior del país forma parte de las maniobras geopolíticas de EEUU contra la humanidad y en particular contra los pueblos hermanos de Latinoamérica, planes que sirven como excusa para una intervención militar.

Notas:
(1)  https://wikileaks.org/plusd/cables/08MADRID790_a.html
(2) “50 verdades sobre Henrique Capriles Radonski, candidato a la presidencia de Venezuela”, Cubadebate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *