01/01/2013 francesc casadó 0Comment

[en català]

Se ha iniciado la legislatura del reelegido president Artur Mas entre acusaciones por parte de agentes fiscales de una supuesta trama empresarial en la que estarían implicados altos cargos de la Generalitat relacionada con concesiones administrativas para las ITV, distribución de medicamentos y privatización de cárceles, acusaciones polémicas por haber sido lanzadas en plena campaña electoral y a las que el periódico El País llegó a dedicar un editorial.

El pacto de Convergencia i Unió con la formación socialdemocrata catalana Esquerra Republicana para hacer posible la investidura ha tenido sus primeros resultados en la aprobación de impuestos que afectarán a los depósitos de ahorradores, Patrimonio, Sucesiones y grandes superficies comerciales, a pesar de estas nuevas medidas tributarias no es previsible un cambio en materia económica respecto a la anterior etapa, sino todo lo contrario, más austeridad y privatizaciones.

La clave del pacto soberanista ha sido la `hoja de ruta´ que debe conducir a Catalunya hacia un estado en el marco europeo tras un referéndum en 2014, CiU hará uso de la Ley de Consultas iniciándose un proceso de diálogo entre gobiernos central y autonómico en un periodo de seis meses para decidir si el primero autoriza o rechaza la propuesta del referendo, argumentos a favor de su celebración son las elecciones de Flandes y el plebiscito en Escocia durante 2014 con aires independentistas, el gobierno británico ha reconocido al parlamento escocés su derecho democrático a celebrar una consulta popular. En España la “histeria mediática” desatada contra el espíritu independentista está realizando la prevista función desinformativa.

Si el destino decidido por el ejecutivo de Rajoy para el referéndum soberanista fuese su ilegalización continuaría sin darse respuesta a cuestiones como el “fet nacional” o el problema vasco, las reacciones a ese nuevo momento político ya se están produciendo: Rubalcaba, como próximo candidato socialista a la presidencia del gobierno ha declarado estar dispuesto a modificar la Constitución para ir hacia un modelo federal asimétrico donde algunas autonomías tengan mayor cuota de autogobierno; en Izquierda Unida, Cayo Lara ha convocado una conferencia monográfica para debatir sobre la opción de un Estado federalista y republicano; y desde Catalunya se hace referencia a un posible acuerdo entre las distintas organizaciones que forman parte de la izquierda transformadora para impulsar un “Front d´Esquerres” que se comprometa con la defensa de los derechos democráticos del pueblo catalán.

Artículo publicado en Andalán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *