05/03/2012 francesc casadó 0Comment

El tajante fallo del Constitucional contra 14 artículos de “l´Estatut” referidos a competencias en lengua, justica y financiación ha creado un auténtico nudo gordiano en el que será difícil encontrar una solución entre el gobierno central y el autonómico ni entre las fuerzas políticas catalanas para responder unitariamente al recorte estatutario.

El contenido final de la sentencia se espera para el 12 de julio, dos días después de la manifestación convocada por la sociedad civil bajo el lema “Som una nació, nosaltres decidim”, una vez conocida la sentencia se convocará una cumbre de los partidos políticos en el Parlament de la Generalitat para analizar que es lo que ha sido anulado por el TC de la norma, de allí debe salir una declaración formal y unitaria contra el fallo pero la respuesta no parece ser fácil, en el interior del ejecutivo de los socialistas catalanes existen dos corrientes, la “neocentralistas” que encarnan el presidente o C. Chacón y la “soberanista” de los consellers A. Castells, M. Tura, E. Maragall o M. Geli y a su vez cada formación política propone una respuesta diferente a la agresión legislativa.

La respuesta social ciudadana de la manifestación del 10 de julio será un punto de inflexión, al que hay que sumar el ambiente generado por la próxima huelga general en todo el estado que refuerza el sentimiento “antiespañolista” contra el gobierno de Zapatero.

Para los ecosocialistas (IC-EUiA), en palabras de J. Herrera: “Tenemos un problema democrático grave” , este texto fue aprobado por referéndum popular y propone que sea de nuevo la soberanía popular la que decida sobre el futuro del ` Estatut´. ERC en su línea soberanista junto con otras organizaciones nacionalistas de izquierdas (CUP) apuesta por la vía de las consultas populares a favor de la independencia. La actitud ambigua y maniquea de CiU en nada ayudara, con la proximidad de las elecciones autonómicas y su victoria electoral aun, al contrario dificultara una respuesta a la cuestión nacional catalana que basa su fuerza en la hegemonía de clase.

Es un auténtico nudo gordiano donde el pensamiento lógico y vertical no parece dar respuesta al conflicto del hecho nacional, el fallo del Constitucional quiere ser un serio aviso para todas las nacionalidades del reino que tengan algún anhelo de justicia y democracia, la respuesta debe ser coordinada e imaginativa sin renunciar al derecho de autodeterminación, de un estado propio, ceder el poder a los sectores hegemónicos en cada momento que la dialéctica lo exija, sea la sociedad civil, las fuerzas políticas o sindicales, sin olvidar los medios de comunicación alternativos como referente cultural, para responder con firmeza esta agresión a los derechos nacionales de Catalunya.

Artículo relacionado por el autor:
¿Debe asistir la ciudadanía de izquierda a la manifestación del 10 de julio en Barcelona? (I) (06-07-2010)

Publicado en Rebelión.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *