02/03/2012 francesc casadó 0Comment

El barrio del Carmelo es fruto de la especulación salvaje durante los años 60, fue construido sobre terreno muy precario, inmerso en una dinámica inmobiliaria sin precedentes en la ciudad. Desde el pasado mes de enero en que apareció el socavón, el suelo se ha hundido en varios puntos la altura de un bordillo, llegando incluso a tirar objetos de las estanterías y las grietas van en aumento día a día incluso fuera de la zona de seguridad que cubre varias manzanas. El plano de apoyo de los cimientos se ha desplazado y esto actúa peligrosamente en la estructura de los edificios que posiblemente estén dañados (sus pilares y jácenas), decenas de edificios han de ser refundamentados con pilotes. Así las cosas, los responsables del gobierno de la Generalitat exigen a los vecinos afectados aceptar unas condiciones de habitabilidad que ellos no aceptarían jamás en sus viviendas multimillonarias.

Desde el primer día los vecinos se han organizado espontáneamente en plataformas reivindicativas según sus necesidades inmediatas (afectados, jóvenes, desplazados, comerciantes, etc). El enredo está servido, la derecha catalana pide al gobierno tripartito (PSC, ERC, IC-EUiA) crear una comisión de investigación y la Generalitat responde que lo prioritario debe ser resolver el problema humano. El alcalde Clos decide, por oposición a los disparates del conseller Nadal, declarar su inocencia y mostrar su total apoyo a los afectados, adoptando la actitud de ángel protector, en el mismo tono misericordioso el president Maragall contesta ahora a CiU que “estan pagando justos por pecadores” y que fue culpable el anterior gobierno al realizar una mala planificación del proyecto de obra.

No seamos ingenuos, este accidente es un coste social mas a pagar dentro de los planes neoliberales de precariedad y privatizaciones y las responsabilidades deberían estar repartidas entre todos los gobiernos, tanto Generalitat y Ayuntamiento como los regidors del distrito Horta-Guinardo. La dimisión del conseller Nadal, aun siendo obligatoria y previsible, por si sola no solucionará el problema y los vecinos del Carmelo seguiremos afectados.

25/02/2005 | Kaos en la Red

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *